10 mar. 2009

8 de marzo

La lucha conjunta por la emancipación de la mujer y la sociedad en general

c. Diego Vintimilla Jarrín.

Secretario General JCE-CPA.

Si bien es cierto que todos conocemos y palpamos diariamente como el capitalismo explota y oprime hombres y mujeres por igual; es también cierto que no todos podemos asimilar como el patriarcado y el machismo, explotan y oprimen con igual o mayor violencia a las mujeres de todo el mundo.
Las diferencias entre los géneros son instrumentos de dominación de clase; el capitalismo y el machismo van de la mano. Y tienen varias expresiones con las que sostiene un sistema económico y social de injusticia.
Trataré de analizar los aspectos más importantes que debemos trabajar juntos hombres y mujeres para conquistar la verdadera independencia y lograr la real equidad de género.

La situación conceptual:
La concepción burguesa de la mujer siempre la pinta como la tierna y dulce madre abnegada que ha dejado todo por sus hijos y marido, al ser que ha renunciado a su felicidad por dar felicidad a otros. Y lo peor de todo nos dicen que esto ha sido así desde los inicios de la humanidad.Que error tan grande fuera si creyéramos eso. La realidad históricamente comprobada es antagónica con la anteriormente expuesta. Y esto podemos apreciarlo con los estudios de Engels en el Origen de la familia, la propiedad privada y el estado, donde señala como al inicio el eje articulador de la sociedad era la mujer, que ella era quien dirigía el curso de la vida social y económica de los pueblos. Y solo dejó de ser así cuando la codicia y el deseo de acumulación de riqueza de los hombres tuvo que cambiarlo.
La siguiente cita es la explicación más clara de esto: “El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción. Esta baja condición de la mujer, ha sido gradualmente retocada, disimulada y, en ciertos sitios, hasta revestida de formas más suaves, pero no, ni mucho menos, abolida”. (Engels 14).


La estética femenina y los patrones culturales.
No podemos negar que ciertamente los humanos nos adaptamos a formatos culturales y estéticos generados por el colectivo, lo que debemos tener claro es que esa decisión debe ser libre. Cosa que no ocurre en la sociedad de consumo que presenta supuestos ideales estereotipos de “feminidad”, que no hacen más que esclavizar a las mujeres a regímenes alimenticios, devastadores para su salud, a patrones estéticos que solo aumentan el consumismo, a las medidas perfectas que frustran a las mujeres.
Creo que el más perjudicial de estos patrones establecidos es el de la ternura y dulzura de las mujeres. Es este el que ha mantenido en silencio a muchas compañeras que por miedo al “que dirán” no han denunciado todas las inequidades de las que son objeto.Otro tema es el matrimonio, ¿qué figura legal genera más injusticias que esa?


La libertad del cuerpo.
Este punto hay que tratarlo con mucho cuidado, ya que no se trata de llamar al descontrol y excesos.Ya dijo Lenin que lo más difícil es romper con la fuerza de la costumbre, y eso es lo más importante es momento de acabar con esa falsa moralidad del sexo, con ese prejuicio de la mujer casta y pura hasta el matrimonio. La mujer, como el hombre, tiene necesidades sexuales, que al igual que otras necesidades corporales como el alimento, debe ser satisfecha. Y al igual que comer de manera irresponsable puede generarnos problemas el sexo irresponsable presenta problemas.

La mujer es libre para hacer con su cuerpo lo que desee, lamentablemente el sexo también es sujeto de compra y de venta y es uno de los problemas más difíciles de afrontar.En este momento la tarea es exigir la implementación de todo un sistema de control de natalidad y prevención de ETS, así como la descriminalización del aborto, como último recurso.Además es una obligación trabajar para la supresión completa de la prostitución y todo tipo de actividad denigrante que atente contra la integralidad de las mujeres.


Las tareas del hogar.
El problema de fondo que surge con las tareas del hogar no es quien hace ese trabajo, es la desvalorización del mismo, la invisibilización del arduo trabajo domestico. La crianza de los hijos no es un asunto ni solo de la madre, ni solo del padre, es un trabajo compartido, que además de la pareja debe comprometer al estado, pues es la formación de nuevos ciudadanos. Debemos trabajar por la creación de guarderías comunitarias que permitan la formación integral de niños y niñas y que además permitan a la mujer integrarse a la actividad productiva del país.


El campo laboral.
Es incuestionable que en el campo laboral la explotación va para todos, pero como para variar, la mujer aquí también se lleva la peor, a mas de ser explotada con salarios de miseria, es sometida a las conductas mas abusivas y degradantes de los patrones, El acoso sexual y psicológico es pan de cada día.

La supuesta igualdad con el hombre
Es común escuchar “si hacen los hombres, ¿Por qué no hacerlo nosotras?” Ese es el más peligroso elemento de juicio para quienes queremos acabar con la inequidad. Pues como se adapta a muchas cosas que han sido restringidas para las mujeres, se adapta también a los excesos cometidos por los hombres.

La lucha por la equidad de género no es para que todos hagan lo que quieren, sino para integrar a todos y todas en la lucha por un mundo mejor.
Como vamos a lograr la emancipación de la mujer y de la sociedad.

La lucha de clases
El feminismo no irá más allá de simples reformas, de pequeños nuevos derechos si lo consideramos aisladamente.
Al igual que si un ecologista solo plantea el salir en bicicleta para no contaminar el ambiente y no plantea la regulación de la producción y el consumo moderado de recursos, si solo planteamos la equidad de género y no planteamos la lucha conjunta de hombres y mujeres por una sociedad socialista.

Y como dijo Lenin: La experiencia de todo movimiento de liberación ha demostrado que el éxito de una revolución depende del grado de participación de la mujer". Acá estamos reunidos y reunidas feministas de clase, somos feministas de la clase obrera, nuestro enemigo es el capitalismo, no queremos equidad burguesa, no queremos simples mejoras, no luchamos para ser iguales acá. La emancipación de la mujer es un paso para conseguir juntar el hombro compañero y compañera y de esa manera articular la lucha por la revolución.

1 comentario:

  1. Bueno panita ya que Ud. me deja opinar que hemos de hacer. Vera bien linda es la mujer en todos los aspectos y aunque ya me digan que estoy utilizando un discurso manosiado pues lo digo de nuevo que el calendario corrido es el de la mujer no solo el 8 de marzo.
    Abajo solo las mujeres que hacen quedar mal a otras mujeres y por favor que esto sea un llamado a no generalizar mas: QUE SI HAY UNA POLITICA MAL PARADA ESO NO QUIERE DECIR QUE TODAS LAS POLITICAS MUJERES SEAN MAL PARADAS, QUE SI HAY UNA QUE PELEA POR LOS DERECHOS DE LA MUJER Y ES LESBIANA ESO NO QUIERE DECIR QUE TODAS LO SEAN Y APARTE FELICITACIONES DEJEN PUES QUE SEA LESBIANA SI ELLA QUIERE, QUE SI EN EL CONSEJO PROVINCIAL LABORA LA MOZA DEL DR NANO.... Y SOLO POR ESO TIENE BUENPUESTO, ESO NO QUIERE DECIR QUE TODAS LAS MUJERES DE CUENCA ESTAN EN BUEN PUESTO POR SER MOZAS DE ALGUIEN, QUE SI HAY UNA MUJER MEDICA QUE SE HA EQUIVOCADO EN EL MOMENTO DE TRATAR A UNA PACIENTE ESO NO QUIERE DECIR QUE TODAS LAS MUJERES MEDICAS SEAN MALAS... Y ASI SUSTANTIVAMENTE AMIGUITOS. QUE VIVA LA MUJER HOY Y SIEMPRE Y NO GENERALICEMOS POR FAVOR!!!!

    ResponderEliminar

Aquí deje su rojo comentario!: