11 nov. 2008

declaración de principios de la jotace


Art.1.- La Juventud Comunista del Ecuador, creada por el Partido Comunista del Ecuador (PCE) el 27 de Agosto de 1929, es una organización política juvenil que se orienta en los principios del Socialismo Científico, del Marxismo Leninismo y en la línea política y programa del PCE.

La JCE es una organización de vanguardia de las grandes masas juveniles, cuyos intereses y derechos defiende sin vacilar. Luchamos por unificar a las grandes mayorías juveniles e impulsar la formación del gran Frente de Liberación Social y Nacional, el cual será la alianza de todas las fuerzas sociales que estén dispuestas a cambiar la correlación de fuerzas de clase y lograr los objetivos de la Revolución Nacional Democrática, construyendo el Gobierno Revolucionario, Democrático, Popular y Patriótico que lleve a término el proceso de Liberación Social y Nacional, abriendo el camino al Socialismo en nuestro País.La JCE se identifica con las aptitudes artísticas, deportivas, científicas y culturales de los jóvenes. Lucha por el desarrollo y fomento de la vida artística y deportiva, la difusión y defensa de la cultura popular para que los jóvenes tengan acceso a estas manifestaciones, al igual que el derecho al trabajo, educación, salud, recreación y vivienda. En general por mejorar las condiciones de vida y bienestar social.Los jóvenes comunistas proclamamos nuestra fidelidad al proyecto histórico de la clase obrera y al pueblo, el amor a los valores nacionales, a la familia, al trabajo y al estudio, al compañerismo, la amistad y la solidaridad.

El desprecio y repudio al imperialismo, a la explotación e injusticia social y a sus consecuencias: el egoísmo, el individualismo, etc.

La JCE es una escuela de cuadros donde se forjan los futuros militantes del Partido Comunista del Ecuador, nos inspiramos en los constructores del Partido: Ricardo Paredes, Pedro Saad, Dolores Cacuango, Enrique Gil Gilbert; recogemos la herencia de lucha de nuestros antepasados: Rumiñahui, Espejo, Daquilema, Sucre, Montalvo, Alfaro y los miles de hombres conocidos y anónimos, a quienes animó la construcción de una patria independiente y soberana, que no dudaron en ofrendar sus vidas en aras del progreso social.

Fieles al principio del internacionalismo proletario nos inspiramos en las enseñanzas de la Revolución de Octubre que abrió el tránsito de la humanidad al socialismo. Recogemos las experiencias y enseñanzas de la gloriosa Revolución Cubana y de la Revolución Popular Sandinista, y en general de las luchas de los pueblos por el progreso social e independencia.

La JCE es activa defensora de la paz mundial, de la política de distensión internacional y de la coexistencia pacífica entre estados de diferente régimen social y económico. Es enemiga declarada de los que fomentan la guerra y la carrera armamentista; defiende el derecho de los pueblos a su autodeterminación y es inconciliable con el colonialismo, el neocolonialismo, el fascismo, el racismo, el sionismo y cualquier otra forma de dominación y opresión nacional y de clase.

Apoya a los movimientos de liberación nacional, respaldando el proyecto histórico de la clase obrera y a todos los movimientos democráticos y revolucionarios de los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí deje su rojo comentario!: