13 nov. 2008

VII Congreso Nacional de la JCE



Alcance al Documento Central
Sobre Propaganda


Creo que es necesario que las reflexiones que van a ser discutidas en el VII Congreso Nacional de la JCE profundicen más en el importantísimo papel de la prensa y propaganda dentro del camino hacia la revolución y el socialismo.

No podemos seguir dando vueltas sobre los limitantes que se han tenido para haber dejado estancada durante tanto tiempo esta labor, pues queda mucho por hacer, y mucho que decir, y debemos empezar ya de manera urgente y decidida.

En primer lugar creemos que la categorización de Prensa y Propaganda debe renovarse, ampliarse. Proponemos la creación de la Secretaría de Comunicación y Difusión puesto que implica un desarrollo de las labores propagandísticas, tomando a la comunicación como un eje trasversal dentro de la organización, de las relaciones con otras organizaciones, de las publicaciones, de la contrainformación y la contracultura, como un espectro amplio de posibilidades para desarrollar nuestra organización, y tomando a Difusión como un componente fundamental para la praxis y la visibilidad de nuestra organización, acción, posicionamientos, ideología hacia la población en general.

Conjuntamente con este primer paso debe venir toda una renovación de la imagen de la JCE, que despierte inquietud e interés en las nuevas generaciones ávidas de cambio y que necesitan despejarse de moldes que ya no funcionan, debemos renovar la insignia de la JCE (sin perder lo esencial), renovar frases, consignas, responder a un vertiginoso cambio de necesidades visuales, refrescar urgentemente la página web: portal imprescindible para las relaciones internacionales, el órgano de difusión, pancartas, afiches, sellos, escarapelas, camisetas, etc.

También es primordial contar con una radio de la Juventud a nivel nacional (conforme avance la organización de comités provinciales) para emitir programas semanales de hora o media hora, que respondan a cada coyuntura local, con un programa y posicionamiento nacional, ideológico y de avanzada.

Igualmente es indispensable convocar para los primeros días del próximo año al Encuentro Nacional de la Contrainformación Revolucionaria, donde se analicen los problemas y reflexiones inherentes a la comunicación (con la asistencia de secretarixs de prensa y propaganda de cada provincia y militantes interesadxs en la Comunicación Alternativa) y se plantee la Plataforma de Lucha Nacional para el año siguiente y se realice una propuesta consecuente y de acuerdo a un posicionamiento continental – bolivariano. Con la realización de talleres de serigrafía, prensa alternativa, fotografía, redacción, video, esténcil, etc.

No podemos seguir dependiendo del espacio que nos da el Partido en “El Pueblo” para dar la voz de la JCE, pues necesitamos de un órgano de difusión más dinámico y más estratégico de acuerdo a las expectativas de la organización y las masas juveniles. Así que es importante tener nuestro órgano de difusión Juventud Rebelde de manera completa y acertada.

De la misma manera como mencionamos anteriormente debemos re diseñar nuestra Página Web y enmarcarla como una herramienta importante de relaciones hermanas con los demás países del mundo, donde cada comité provincial tenga su espacio al cual puede acceder y subir información y noticias que vayan de acuerdo a sus necesidades.

Así como las transnacionales y monopolios de la Comunicación se han apoderado de la circulación de la información y han servido como herramientas eficaces para la Sociedad de Consumo y constituyendo un Poder en sí, debemos darle la misma importancia nosotrxs los revolucionarixs como herramientas transformadoras y generadoras de condiciones para la revolución.

Por eso es necesario también ganar en la batalla de las ideas como lo dice Alan Woods, y empezar una nueva época donde la cultura y la comunicación empuñen sus armas y nos abran camino hacia una transformación verdadera, incluyente pero radical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí deje su rojo comentario!: