20 nov. 2009

"15 de noviembre de 1922"


Mártires sangrantes, dolor constante

Flecha encabezada, burguesía atolondrada

Expresión proletaria coartada.

Pueblo encaminado,

hacia lo inimaginado.

Solo pierde el poder

de mover esos pies.

Esas manos que forjan

que estarán ya inmóviles.

Matados ya estaban,

muertos de necesidad

De querer comer

sufrían sin piedad.

Poblados de necesidades,

carestías e intranquilidades.

Alzaron su puño

pidiendo vencer,

aquellas carencias

que podían tener.

Cueste lo que cueste, la “tranquilidad”,

quiero que retorne, dijo el general

balearon las voces de los forjadores

del pan de la vida, del ánima viva.

Tendieron sus cuerpos

en pávido asfalto,

tiñeron la historia

de mágico encanto,

de lucha vencida

Sin ser concluída.

Guiaron a aquellos

Que el miedo invadía

Revivieron el eco

de la poesía, que estaba dormida.

De esa que se lanza

que grita y no calla,

cuando esta cansada

de estar enjaulada.

Desvió apenas eco

Aquella matanza,

Sus voces callaron

mas, no la venganza.

Porque acompañe

el pueblo, latente protesta.

Porque no se olvide

clama, incandescente.

Que viva la lucha,

contra la miseria humana

contra la desnaturalización del ser.

A cambio, este nuevo mundo,

que quiere crecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí deje su rojo comentario!: