12 mar. 2010

Resumen de "El Pueblo" organo de difusión del PCE (Ver todo el Contenido)


Resumen de El Pueblo.
Editorial


Ante la arremetida imperialista, profundizar el proceso

Después de la implosión del Sistema Socialista de Estados planteamos que la confrontación fundamental pasaba a ser la del imperialismo con todos y cada uno de los pueblos del mundo y actualmente a propósito de la mas profunda crisis del capitalismo como sistema social sostenemos la tesis de que el imperialismo no caerá por su propia descomposición y hasta podrá recomponerse, si no hay las fuerzas revolucionarias bregando junto a los pueblos por su caída y por la construcción del Socialismo.

Socialismo que para ser tal no requiere de adjetivo o apellido alguno sino nacer de la lucha de clases, tanto a nivel nacional como internacional, por el bien de la humanidad.

En Irak, Afganistán y Palestina el imperialismo muestra su faceta mas agresiva y criminal pero no doblega la resistencia heroica de esos pueblos.

En nuestra América Latina en cambio, los pueblos, reconociendo la presencia enhiesta y bravía de la Revolución Cubana, han comenzado a moldear un “cambio de época” como alternativa al sistema capitalista-neoliberal. En ese camino se observan muchos triunfos y también reveses.

El imperialismo y la reacción suele asimilar bien las lecciones de la historia, la llegada de Obama a la Presidencia de los Estados Unidos es un ejemplo de esta asimilación.

Los ideólogos que trabajan para Hillary Clinton, Secretaria de Estado, han lanzado la tesis en política exterior del denominado “smart power”, poder astuto.

Este “poder astuto” lleva al imperialismo a reemplazar la expulsada Base de Manta por siete en Colombia entregadas por su entusiasta cancerbero Álvaro Uribe; a activar la IV Flota Naval paralizada desde hace 59 años y así también a rasgarse las vestiduras por la “democracia” y al mismo tiempo alentar el golpe de Estado en Honduras.


Hace pocos meses trajeron al Ecuador al golpista empresario de prensa venezolano, dueño de RCTV, Marcel Garnier quien llamó a “frenar a Correa quien en menos tiempo avanza más que Chávez”.

A partir del nuevo periodo del Presidente Correa y de su intervención en Ambato con ocasión de los tres años de gestión comenzó a plantear con más fuerza la radicalización del proceso. Ahí se activó la arremetida de las fuerzas reaccionarias con una estrategia de doble vertiente: apuestan al relevo del Presidente Correa de manera “constitucional” o abiertamente inconstitucional siguiendo el ejemplo de Honduras o apuestan a mediatizar el proceso, a frenarlo.

Hoy por hoy, vistos siete triunfos electorales que no son guarismos sino ruta adoptada por nuestro pueblo y las características del liderazgo de Correa, de gran penetración popular, más apuntan a menguar el proceso.

El imperialismo ha enviado algunos mensajes.

El reciente Informe de inicio de año del Almirante Denis Blair, Director de Inteligencia de los EE.UU, si bien dirigió sus ataques contra el Presidente Chávez cuestionó en forma amenazante las relaciones de Ecuador con Venezuela e Irán.

Así mismo, hace poco el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos presentó desde Londres su Balance Militar 2010, en donde anuncia “inestabilidad” en los procesos que se viven en América Latina, cuestiona las relaciones militares de algunos países, entre ellos el Ecuador con Rusia y apunta a la UNASUR en desmedro de otras opciones de mejor condición política e ideológica como el ALBA.

Este Instituto es uno de los llamados “think-tank” de los EE.UU con dudoso financiamiento y que suelen laborar como tapadera del Gobierno y de la inteligencia militar estadounidense.

Por último un repugnante y provocador “informe” presentado por otra agencia denominado Centro Internacional de Evaluación y Estrategia donde se afirma que Ecuador en los últimos tres años, así de precisos, “es un centro importante y creciente de operación para las bandas de la delincuencia organizada trasnacional”. Este informe fue ampliado en el periódico Nuevo Herald a través del periodista Gerardo Reyes.

No es casual que esté en marcha está operación de “ablandamiento” ya que ciertas figuras de gobierno o cercanas al mismo pueden resultar funcionales: Ruptura de los 25 ha tenido financiamiento de la USAID y del Instituto Republicano; Pro-justicia ha dispuesto de financiamiento de USAID; las Brigadas Bolivarianas que realizaron el censo humanitario en la frontera norte lo hicieron bajo la cobertura del Plan Ecuador financiado por USAID; Ángel Medina actual Presidente del CODEMPE, Lourdes Tibán miembro de Pachakutik, junto a Raúl Gangotena ex –embajador en EE.UU y Guillermo Navarro y Mariano Curicama integraron la Corporación Empresarial Indígena del Ecuador que junto a la Fundación Qellkaj, del primer citado Medina, viene recibiendo ingentes recursos de la USAID y del denominado Fondo Nacional para la Democracia, según lo han revelado sólidamente y hasta con valores los destacados investigadores Eva Gollinger y Luis Britto.

Hace algunos años un funcionario de gobierno de los EE.UU. dijo: “con las ONG hemos obtenido más de lo que logramos con la CIA” y parece que cobran vida las palabras de Henry Kissinger “Si no podemos controlar nuestro traspatio como vamos a controlar el mundo”.

A estas tareas de agresión están incorporadas las fundaciones alemanas una de las cuales recientemente le sacaron las castañas del fuego al Presidente Obama en el golpe militar en Honduras.

Las fundaciones alemanas tienen establecida una cuidadosa “división del trabajo”; tanto las Konrad Adenauer, la Hans-Seidel-Stiftung, la Friedich-Ebert y la Friedich Naumann que van desde auspicios al Partido Sociedad Patriótica y al Socialista, pasando por académicas como el ILDIS, Prefecturas, Municipios, Centrales Sindicales y otros.

Este pasado 18 de febrero el Grupo de Acción Financiera Internacional puso al Ecuador en la “lista negra” de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. Si bien éste es un organismo intergubernamental originado en el G8 y luego amparado en el G20, muchas veces sus informes han sido señalados por los gobiernos de sesgados y con aristas políticas preconcebidas; en este caso para bloquear cualquier relación con la República de Irán, cuestión que impulsa Hilary Clinton, inclusive con amenazas.

A esta acción del imperialismo se une la oligarquía interna que pretende aglutinarse tras figuras como la de Jaime Nebot con reaccionarias plataformas “autonomistas” en contubernio con la que impulsan sus similares de Venezuela y Bolivia buscando empatar también con corrientes etnos-centristas de algunos sectores del movimiento indígena.

Corresponde a las fuerzas mas esclarecidas del pueblo ecuatoriano pasar a la contra ofensiva ideológica, política, de masas para DEFENDER Y PROFUNDIZAR EL PROCESO, cualquier vacilación es retroceso.

En esta etapa se trata de tomar el rumbo de un nuevo modelo de desarrollo que cambie revolucionariamente la estructura económica y social vigente y sea inicio al tránsito hacia el Socialismo.

Este nuevo modelo parte de aprovechar las fuerzas productivas naturales y sociales, crear una sólida masa de trabajadores que laboren asimilando lo mejor de la ciencia, la técnica y la cultura, que sean manuales e intelectuales, de la industria, la agricultura y los servicios; que esta masa laboral no sea esquilmada en su plusvalía y que acceda también a planes amplios de empleo.

Este impulso al proceso requiere que Alianza País como organización este a la altura del momento histórico, que supere cualquier dispersión ideológica tan peligrosamente presente en la Asamblea Nacional.

Frente a esta arremetida el pueblo espera de los Partidos de Izquierda parlamentaria que no aporten al diversionismo ideológico más dañino en este momento histórico.

La CTE y la FEI por su lado deben ahondar y afinar el movimiento obrero, indígena y campesino revolucionario y de clase, tanto más urgente visto el agotamiento del FUT y más aún del FUT + 1.

Nosotros, Partido Comunista del Ecuador, leninistas, de cuadros revolucionarios, de masas porque hemos de estar inmersos en ellas y de acción combativa y enérgica; con métodos eficientes, eficaces y exentos de burocratismo, nos corresponde impulsar la Revolución Nacional Democrática transito y antesala del Socialismo.


Las marchas de la oligarquía

Ante la amenaza de la partidocracia por detener el histórico avance del PROCESO REVOLUCIONARIO del Presidente Correa y de las fuerzas políticas verdaderamente identificadas con las necesidades de cambio en el país, la Provincia y la ciudad de Guayaquil, es imperioso tener presente algunas consideraciones.

El pueblo guayaquileño y ecuatoriano en general, tiene y ha demostrado a lo largo de su historia siempre una tradición de lucha Y ha dado batallas especialmente contra la oligarquía que realiza “marchas” con el afán de detener esas transformaciones que el Gobierno de la Revolución Ciudadana está llevando a cabo.

Las marcha de la oligarquía no hacen sino reflejar realmente y confirmar la lucha de clases sociales Antagónicas: de una parte los trabajadores, los campesinos, organizaciones sociales, trabajadores informales, las organizaciones indígenas, intelectuales, maestros, jóvenes, mujeres y hombres, adultos mayores y todas las fuerzas progresistas y políticas verdaderamente revolucionarias de nuestra ciudad y del Ecuador; y de otra parte, la clase social pudiente, la oligarquía defensora de modelo Neoliberal que mantuvo en la explotación durante décadas a nuestro pueblo. He allí el problema real, es un problema político. Durante décadas las fuerzas retrógradas mantuvieron en la indignidad al pueblo y hoy quieren ser abanderados de esa dignidad que se la negaron cundo estuvieron en todas las instancias del Poder Político en el País.

El pueblo ecuatoriano y en particular el pueblo guayaquileño continuarán apoyando como lo ha hecho durante siete triunfos electorales al Presidente Correa y su proceso transformador.

Nosotros, los comunistas, nuestro partido, nuestra militancia no ha ocultado jamás sus fines. Junto a las organizaciones sindicales, a las fuerzas sociales y políticas, guiados por la doctrina científica del marxismo leninismo, luchamos y lucharemos por el establecimiento de la sociedad comunista, es decir, por una sociedad nueva en que todos los medios sociales de la producción pertenezcan a la sociedad para la felicidad del pueblo, eliminando la explotación neo liberal. Del mercado con rostro humano,: Una sociedad en que la cultura el bienestar los bienes materiales y la paz sea para todos los ciudadanos.

Defendamos con ideas políticas, con planeamientos ideológicos firmes el proceso revolucionario en marcha, que para nosotros no es sino una lucha antiimperialista. El combate debe ser: ideológico, económico, y político frente a las fuerzas de la derecha que se reagrupan para defender sus “intereses”, los de la clase explotadoras.




El Plan Tierra

Uno de los pilares en que se debe sostener el proyecto de revolución planteado por el PRESIDENTE CORREA es el de acometer contra las formas atrasadas, latifundistas y parcelaria de la explotación de la tierra.

Este tema lo hemos tratado en varios escritos anteriores y ha sido destacado con bastantes detalles por el c. Albornoz sobre la reforma Agraria. Sin embargo, esta chispa no ha prendido con suficiente fuerza en el movimiento campesino ni de la costa ni en la sierra ni el oriente.

Aun permanecen intactas las relaciones de producción del gran propietario que alquila cuadras de tierra, de ceder parte de las tierras para el trabajo agrario de los campesino, en especial en la sierra y obtener su ganancia con el producto o cosecha recogida.

Aunque existe el apoyo por parte del gobierno para la inversión en la siembra, el cultivo y la cosecha esto no se ve reflejado en la realidad y los productos agrícolas siguen encareciéndose y mucho mas con los intermediarios que circulan a vista y paciencia del pueblo consumidor. No hablamos aquí de la responsabilidad de las autoridades de gobierno.

El Ministerio de agricultura, Ganadería, acuicultura y pesca MAGAP ha dado vida a lo que fue el PLAN HACIENDA denominándolo PLAN TIERRA, que básicamente pretende organizar a los campesinos sin tierra en asociaciones legalmente reconocidas y en donde prime el deseo y voluntad de trabajar la tierra sin la necesidad de tener la propiedad sobre la misma.

Este principio haría la socialización de la tierra alcance niveles de producción suficiente para que el campesino encuentre los ingresos suficientes para su mantención personal y de su familia y además lograría que el producto llegue a su destino, el consumidor, con la calidad y precios asequibles para el pueblo.

El primer paso es la formación de una Asociación de campesinos con estatuto debidamente reconocido en el MAGAP, la denuncia de tierras incultas y abandonadas y la propuesta mediante un proyecto de explotación agrícola con características mediáticas y futuras que abone a una producción de carácter socialista.

Es de anotar que unas instituciones del estado mantienen en forma precaria y en abandono algunas haciendas que ha sido incautadas y que deben ser puestas en manos de los campesinos para su explotación por medio de este Plan Tierra o bien las tierras incultas que permaneces en manos del estado y no han sido repartidas.

Los campesinos, las poblaciones indígenas y en particular los dirigentes de las organizaciones ya existentes de la FEI, FTAL, deben incentivar y alentar con principios revolucionarios y socialista el avance por los cambios en el país en el agro ecuatoriano. Nuestro Partido tiene gran responsabilidad en esta tarea y debemos cumplirla.




100 años del Día Internacional de la Mujer Trabajadora

La mujer en la sociedad capitalista debe sufrir la doble explotación por un lado del patrono y por otro lado del sistema patriarcal que generalmente obliga a la mujer a asumir casi toda la labor doméstica del hogar, labor por la que no recibe ninguna remuneración bajo el argumento de que es necesaria realizarla para permitirle al esposo desarrollar sin preocupaciones labores destinadas a obtener mejores días para la familia. Es aquí donde el marxismo se diferencia del feminismo cuando establece claramente que no todas las mujeres son explotadas, siendo determinante la clase social a la que pertenezca.

Fue este criterio él que animó a Clara Zetkin, dirigente del movimiento de mujeres socialistas alemanas a plantear hace 100 años en la II Conferencia de Mujeres Socialistas que se llevó a cabo en Copenhague que se celebre el Día Internacional de la Mujer Trabajadora cada 8 de marzo como homenaje a las 129 obreras textiles que en 1908 fueron asesinadas en Nueva York durante una huelga en la que fueron encerradas en la fábrica a la que el patrono le prendió fuego.

Es que con el establecimiento de esta fecha como día internacional de la mujer, se marcaba a fuego en la memoria de las y los explotados de la tierra que lo que nos uniforma no es el género sino la clase a la que pertenecemos. No es lo mismo la mujer obrera y explotada que debe llegar diariamente a su hogar proletario a continuar en el ámbito doméstico con su jornada de trabajo, que la mujer de la clase explotadora que como decía Rosa Luxemburgo “su única función es la de participar en el consumo de los frutos de la explotación”.


Al cumplirse este primer centenario de la proclamación del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, siguen vigentes muchas de las consignas movilizadoras de las luchas de la mujer durante este período, porque se debe mantener la vigilancia frente a lo conseguido y se debe luchar contra las desviaciones que pretenden desviar la lucha de las mujeres trabajadoras hacia posicionamientos feministas aupados por las ong’s.


120 AÑOS DEL ENCUENTRO ALFARO MARTI


El 24 de octubre de 2.010 se cumple 120 años del primer encuentro de dos personajes gigantes de la historia de nuestra América, Eloy Alfaro Delgado y José Martí, ambos héroes y mártires de sus países, Ecuador y Cuba, respectivamente. Con este encuentro sucedido en Nueva York como que se rubrica lo que habría de ser la amistad y solidaridad entre los pueblos cubano y ecuatoriano, relación singular que nos proponemos analizar en este trabajo.

La culpa de todo la tiene Radio Habana Cuba que acaba de entregar al mundo un calendario de bolsillo del año 2.010 con el retrato del Viejo Luchador, obra del Maestro Oswaldo Guayasamín, Pintor de Iberoamérica, calendario en el que se destacan tres fechas. Primera: 28 de enero, ¡oh! coincidencia, natalicio de José Martí (La Habana, Cuba, 1.853); y asesinato de Alfaro (Quito, Ecuador, 1.912). Segunda: 25 de junio, nace Alfaro (Montecristi, Ecuador, en 1842). Tercera: 24 de octubre (Nueva York 1.890), primer encuentro de los dos líderes que marcaron el curso de la historia de sus naciones de finales del siglo 19 e inicios del 20.

La Fundación Guayasamín se encuentra afinando una propuesta para hacer de este acontecimiento histórico una gran jornada continental que resalte la vida y la obra de estos dos internacionalistas latinoamericanos, cuyos postulados se encuentran vigentes en nuestros días. Al respecto, las iniciativas iníciales serán presentadas a las instancias más altas de la política y la cultura de Ecuador y Cuba.

La intención principal apunta a los niños y jóvenes de ambos países; a las áreas de historia de los centros educativos; a los centros de educación superior, a los institutos y academias especializados, etc.

Alfaro recibió, desde temprana edad, la influencia directa de las ideas liberales por parte de sus padres, don Manuel Alfaro y doña María Natividad Delgado. De ellos escuchó las narraciones épicas de los triunfos del Libertador Simón Bolívar y sobre su ideario integrador. Admiró el genio guerrero del Mariscal Antonio José de Sucre en Pichincha y Ayacucho; conoció del heroísmo sin límite de nuestra Manuela Sáenz; se deleitaba de las historias del caudillo venezolano José Antonio Páez, comandante en Carabobo; de Francisco de Paula Santander, conductor en Boyacá; le fascinaba José María Urbina, el presidente ecuatoriano que decretó la manumisión de los esclavos negros e indios, y que viajó a Cuba y se relacionó con prominentes líderes de la lucha independentistas de la Isla antillana.

El futuro Cóndor de América conoció, igualmente en sus primeros años, la historia del coronel cubano, Francisco Calderón, radicado en Cuenca, participante en la gesta del 10 de agosto de 1.809, el Primer Grito de Independencia de América, cuyo bicentenario acabamos de conmemorar. Finalmente Calderón fue fusilado en Ibarra en 1.811 por las fuerzas realistas. El coronel Francisco Calderón fue el padre de Abdón Calderón Garaycoa, héroe del Pichincha, laureado por el mismo Libertador Bolívar.

Estos son algunos elementos preliminares que nos llevarán a descubrir los antecedentes y contenidos de la gran amistad y solidaridad de los pueblos de nuestra Patria Grande.


La prevención es oro

Guayaquil es una ciudad que a lo largo de su historia ha tenido varios cientos o quizás mil incendios, hecho que nos permite tener una enorme experiencia para apagar el fuego, pero al mismo tiempo se debió acumular una gran cultura para su prevención. Cosa parecida sucede con las inundaciones en grandes sectores de la ciudad cada vez que llueve y el sistema de alcantarillado concesionado a Interagua colapsa.

Se nota dejadez en cuanto a dar atención para evitar estas tragedias. Si se analiza la circunstancia de la formación de los barrios populares ahí ha funcionado la condición de “ver, oír y callar”. Que el autor conozca, no ha habido planes en marcha para la prevención de estas desgracias. Tampoco se presenta en escena ninguna señal de preocupación para hacer posible la coordinación para la observación de medidas que impidan la presencia de los mismos. Para la obtención de ese logro es indispensable que los habitantes mantengan permanentes conductas que tienen que practicarse todos los días.

Las situaciones recientemente presentadas en sectores como La Ladrillera o la isla Trinitaria, se pudieron haber evitado si sus moradores hubiesen recibido instrucciones del Cuerpo de Bomberos o la Municipalidad de Guayaquil. A parte de el adecuado funcionamiento de los Comités Barriales, los cuales no solo deben existir en época de campaña electoral o marchas por rentas.

La coordinación es tan necesaria, que ahorraría recursos a las instituciones, así como materiales que son empleados para combatir estas tragedias.

Igualmente no se producirían esos intensos dramas que presentan los damnificados cada cierto tiempo en esta ciudad tan propensa a estos siniestros.

La pobreza en general es vulnerable para los incendios, los grandes sismos, la delincuencia, los deslizamientos, la corrupción, etc. Si ocurre un terremoto las casas de pobres se vienen al suelo rápidamente. Provocando muertes, heridos y más miserias.

Frente a este panorama, se deduce la aclimatación a la negligencia. La peor desgracia nacional. La vista gorda a la miseria. El quemeimportismo son afluentes del gran rio de la negligencia. Cuando con sólo un poco de buena voluntad se puede evitar tantas desventuras.



A levantar la bandera de la Reforma Universitaria



La Reforma Universitaria fue bandera de lucha por décadas del movimiento estudiantil, en todas las universidades del país donde han actuado sectores de la izquierda siempre se planteó como propuesta fundamental avanzar hacia una profunda reforma universitaria que rompa con las estructuras caducas y elitistas de las universidades.


El proceso de la primera Reforma Universitaria fue iniciado en el Ecuador, en la Universidad de Guayaquil a fines de la década de los 20’s del siglo pasado por la Fracción Universitaria de Izquierda, en la que militaban algunos de los posteriores primeros miembros del Partido Comunista. Este proceso de reforma, buscaba emular la acción similar realizada en Córdoba en 1918, intentando vincular a la universidad con la sociedad bajo la consigna de “luchar por una sociedad mejor, para tener una educación mejor”. Los protagonistas de este intento de Reforma Universitaria terminaron siendo expulsados de la universidad y publicaron posteriormente un folleto que causó mucho revuelo en la sociedad de la época “Proceso contra la Universidad de Guayaquil”, pasando de acusados a acusadores de un sistema caduco, con lo que consiguieron que muchos de los postulados de la reforma universitaria sean debatidos en las aulas del alma máter.

Ya para fines de los 60´s Manuel Agustín Aguirre, rector de la Universidad Central, propone una segunda Reforma Universitaria planteando cambios radicales en los programas de estudios de la universidad lo que permitiría la incorporación del marxismo como método de análisis y transformación de la realidad social, a la cual la universidad debía incorporarse. Este proceso de la II Reforma Universitaria encuentra opositores en las filas de la ultraizquierda de la Universidad Central y se ve truncado con la proclamación de la última dictadura de Velasco Ibarra que para frenarlo ordena el arresto de Manuel Agustín Aguirre.


Ya entrado los 80’s las universidades empiezan a sufrir las agresiones del nuevo modelo del capitalismo y ven mermar sus rentas. Es aquí cuando la consigna de la Reforma Universitaria es reemplazada por la consigna de presupuesto para las universidades y al no tener tanto éxito en este objetivo se toma el camino fácil de buscar los recursos en los bolsillos de los mismos estudiantes que se ven convertidos en clientes a quienes se les proporciona un servicio no siempre de primera si seguimos la lógica del capital.

Cuando se produce esto último no sólo que las universidades se alejan de las luchas del pueblo y el pueblo de las universidades al no poder acceder de manera masiva a la educación superior, sino que fruto de esta visión sesgada del objetivo de la universidad va surgiendo toda una gama de personajes –de derecha y de la izquierda oportunista- que convierten a las universidades en feudos de sus negocios y modus vivendi. Es ahí donde debemos buscar la explicación a la bajada de bandera de la propuesta de la Reforma Universitaria y su reemplazo por la consigna de la Autonomía Universitaria que a ratos es concebida como Soberanía Universitaria. La autonomía universitaria para ésta cuasi burguesía de las universidades no es otra cosa que el escudo protector de su estilo de vida.

Se vuelve imperativo pues que levantemos la tesis de la III Reforma Universitaria que le permitan a la universidad avanzar en las conquistas obtenidas en lo referente a la educación superior y volver a ser partícipes del acontecer nacional y no simple observadores e instrumentos de plataformas mezquinas. Esta III Reforma Universitaria debe contemplar aspectos tangibles como el respeto a la norma constitucional que garantiza la gratuidad de la educación sin recurrir a tecnicismos para burlarla; defensa de una real autonomía universitaria con rendición de cuentas no sólo en el aspecto económico; democratización del sistema de educación superior posibilitando la dirección de los estudiantes en áreas destinadas para ellos pero donde hasta ahora ven “los toros de lejos” como es el caso de los Departamentos de Bienestar Estudiantil, junto con la garantía del libre ingreso a las universidades; acreditación de los títulos entregados por las universidades a nivel regional de la mano con una evaluación a las universidades de forma continua y compartida con la comunidad de las mismas para evitar el boom de “universidades de quinto patio”, entre otras.

Para esto es necesaria la construcción paciente y a cincel de un fuerte movimiento estudiantil que impulse la propuesta de la III Reforma Universitaria, en donde participen todas y todos aquellos que no estén comprometidos con los autores del marasmo a que fueron llevadas las universidades. Es en este espacio donde la Juventud Comunista deberá mostrar, actuar, y desarrollar su propuesta organizativa para el movimiento estudiantil, asumiendo posiciones de lucha y evitando la política del camaleón para pasar desapercibidos.



El fallecimiento de Orlando Zapata


Orlando Zapata Tamayo no fue un preso político, no formaba parte de los 75 mercenarios al servicio del imperialismo yanqui condenados en marzo de 2.003 como pretenden dar a ver los poderes mediáticos al servicio del imperio. Cumplía prisión por reiterados delitos de alteración del orden, daños, resistencia, dos cargos de estafa, exhibicionismo público, lesiones y tenencia ilícita de armas. Delitos, todos ellos, tipificados en todos los ordenamientos jurídicos del mundo.

Su historial de delincuencia lo convirtió en objetivo para los contrarrevolucionarios, que en una manipulación descarada, utilizaron el cumplimiento de sus delitos en prisión, para transformarlo en preso político o de conciencia.

El Gobierno Cubano se caracteriza por el cumplimiento estricto de los derechos humanos. No sucede lo mismo en las prisiones del imperialismo, en donde incluso aquellos que se declaran en huelga de hambre son alimentados a la fuerza violando con ello sus derechos humanos.

El Partido Comunista del Ecuador traslada su solidaridad al Gobierno Revolucionario y al heroico pueblo hermano de Cuba, convencidos de que ninguna manipulación será capaz de mermar su probada capacidad de resistencia, combate y victoria.


Marcha de la FEI: Por la defensa del proceso y una reforma agraria profunda

La Federación Ecuatoriana de Indígenas- la más antigua organización de los pueblos originarios en la que militaron Dolores Cacuango y Transito Amaguaña, que también fueron militantes del Partido Comunista realizaron una movilización nacional en Quito el 3 de Marzo hasta el Palacio de Gobierno en donde fueron recibidos por el Presidente de la República Ec. Rafael Correa Delgado.

Esta movilización del organismo indígena revolucionario y de clase se realizó con los siguientes objetivos fundamentales:

-Rechazar la arremetida del imperialismo contra el proceso que se desarrolla en nuestra patria y que cuenta con el innoble respaldo de la oligarquía y los terratenientes internos.

-Por la profundización y contra cualquier freno al proceso deicidio por el pueblo ecuatoriano.

-Por la reforma agraria profunda y el avance en la entrega de tierras a los campesinos mestizos, indígenas, montubios, afro-descendientes y cholos costeros, como se logró recientemente en la hacienda El Timbre en Esmeraldas, de larga data en la lucha de los campesinos que dejó más de 15 muertos y emblemática en la lucha de la FEI y la CTE.

-Por la solidaridad de los pueblos de nuestra América.

El Presidente Correa se reunió con una delegación de la FEI junto con representantes de la CTE, del Partido y la Juventud Comunista, resolviendo formar una comisión con representantes del gobierno para tratar temas específicos en cuanto a la entrega de tierras y fue claro en señalar su valoración a lo que él denominó “la izquierda ideológica que aporta y aportará a la construcción de este proceso”.

A raíz de esta marcha dirigentes de la CONAIE para desmerecer la actuación de la FEI la han calificado de “gobiernista y sin bases”, pero al mismo tiempo han tenido que reconocer que su origen fue orquestado hace dos décadas por algunos sectores de la iglesia católica que veían con preocupación la influencia de los comunistas en el movimiento indígena. Cosa similar han debido reconocer quienes aún se presentan como dirigentes del FUT y no reconocen la presidencia de turno de la CTE. A confesión de partes relevo de pruebas.

José Agualsaca, Presidente de la FEI por su parte expresó “A la FEI, Dolores Cacuango y Transito Amaguaña como ahora Taita Nepalí Ulcuango nos enseñaron a luchar por nuestro principios con verticalidad, con un gran espíritu de clase sin buscar las prebendas a pretexto de diálogo y peor acudir al financiamiento externo para desde posiciones ultraizquierdistas atentar contra un proceso con perspectivas revolucionarias”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí deje su rojo comentario!: